Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

El Baluarte

Internacional

Hungría: Orbán se aisla con su ley homófoba

El gobierno húngaro carga contra la comunidad LGTB, para relacionar la homosexualidad con la pederastia. La ley recién aprobada, limita las conversaciones sobre orientación sexual en colegios u horarios infantiles.

Viktor Orban y su gobierno ultranacionalista se han hecho famosos por culpar de los males de su país a quien pudiera ser la cabeza de turco en cada momento. Primero, fueron los refugiados provenientes de Oriente Medio, sobre todo Siria, después el magnate George Soros o Bruselas. Ahora le toca a la comunidad LGTB húngara cargar con una ley que limita su capacidad de expresión y que llega a correlacionar pederastia con homosexualidad.

El gobierno húngaro tiene diversos problemas políticos y sociales de los que necesita desviar la atención continuamente. En la actualidad algunos de los más acuciantes pueden ser las 30000 muertes debidas a la pandemia o la corrupción de su gobierno y partido, el Fidesz. La ley, oficialmente, ya ha entrado en vigor, gracias a los apoyos del propio Fidesz y del partido ultraderechista Jobbik. La misma, limita la capacidad de expresión de los colectivos homosexuales en Hungría, en numerosos ámbitos de la sociedad. Entre los más curiosos podría estar la supresión de horario infantil de la serie de Harry Potter, ya que se trata la identidad sexual de sus protagonistas.

La Unión Europea, ante esta ley, ha comunicado a Orban su rechazo y ha comenzado un pulso con el gobierno húngaro. En una reciente resolución aprobada en el Parlamento Europeo, se reclamó a la Comisión Europea emprender acciones legales inmediatas contra la ley. Entre otras medidas, no aprobar el acceso de Hungría a los planes de recuperación pospandemia, de los que le corresponden unos 7.000 millones de euros.

El Gobierno de Orban está dispuesto a defender la ley con todos los recursos legales a su alcance. El dirigente húngaro  argumenta que la ley sólo defiende los derechos de los menores y el de sus padres a decidir sobre su educación. “Hungría no permitirá que sean los autoproclamados apóstoles de la democracia liberal, los que se ocupen de la educación de los niños”. Advertía el Ejecutivo húngaro al respecto.

Orban fue también objeto de críticas junto a la UEFA durante la actual Eurocopa de fútbol. Hungría ha sido uno de los países organizadores de los partidos, permitiendo a la misma UEFA una gran recaudación de dinero. El propio ejecutivo húngaro criticó los detalles con la bandera LGTB durante la celebración de los eventos deportivos. Para aplacar dicha tensión, la UEFA no hizo más que tirar balones fuera y quitar hierro al asunto, ya que necesita ambos apoyos. Por un lado su apoyo populista y para lavar su imagen respecto a la discriminación homófoba, y por otro el apoyo de países como Hungría. Su único argumento fue decir que el símbolo era demasiado político, de forma que le permitiera aliviar sus tensiones con Orban.

Bien es cierto, que en el mundo occidental, el lobby y teoría queer están consiguiendo determinar e influir en todos los ámbitos de la sociedad. Sus portavoces han tomado los medios de comunicación y espacios de opinión, fomentando el idealismo, individualismo y ataque a lo colectivo y “tradicional”. En este caso concreto, tildar una orientación sexual determinada con una delito como la pederastia, es de un populismo aberrante.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Opinión

Eso sí, un aviso estimado lector: no continúe si espera leer un artículo de buenos y malos, de un “noble” artista reprimido y un...

Cultura

Stalin tendencia en redes sociales a raiz desfile del PML(RC) por la República. Uno de los adjetivos más recurrentes ha sido el de “genocida”,...

Internacional

Este mes de junio se celebra el mes del orgullo LGTB. Desde hace ya unos años, esta fecha es un momento de despliegue de...

Nacional

La crítica tanto hacia las organizaciones de izquierda actuales como al movimiento feminista levantaría cierta tensión por parte de sus adversarios de debate, Antxón...

Copyright © 2020 El Baluarte