Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

El Baluarte

Nacional

Así manipula el periódico El Mundo

Ayer la portada del mundo amanecía con el testimonio de Amelia Guerrero (20), una joven gaditana que estudia Historia. En dos páginas nos cuenta cómo vivió una adolescencia marcada por unas experiencias muy duras de bullying y acoso que la empujaron a tener problemas con la percepción de su propio género.

El periodista que la entrevistó, Quico Alsedo, se citó con ella en una cafetería y realizó las preguntas de forma respetuosa. El problema vino cuando el reportaje calificó a Ame como feminista radical ya que ella misma afirma todo lo contrario. ‘No soy feminista, yo me considero comunista’.

PREGUNTA – ¿Cómo contacto contigo?

RESPUESTA- Mediante la organización Amanda. La agrupación AMANDA son Madres de Adolescentes y Niñas con Disforia Acelerada y su objetivo es dar a conocer a todas las familias la realidad del contagio social de la Disforia de Género de Inicio Rápido (conocida como DGIR) y las terribles consecuencias que su abordaje inadecuado puede provocar en el futuro de sus hijos/as. Hace una semana nos reunimos en una cafetería en Sevilla y grabó la conversación donde explico toda mi experiencia.

PREGUNTA- ¿Por qué accediste a realizar la entrevista?

Me parece un tema muy relevante y que mi posición se tiene que visibilizar. Considero importante contar el relato de personas que han experimentado vivencias similares a la mía y se han visto empujados a transicionar como única opción. Y que es importante también hablar sobre las personas que detransicionan, que cada vez son más y por qué, debido a que puede ayudar a muchos adolescentes a entender que no hay una única vía de alivio a su dolor.

PREGUNTA- ¿Te expresó porque estaba interesado en realizar está entrevista?

El periodista incidió en que no iba a tener un enfoque político. Según él, solo quería relatar mis experiencias. Yo se lo expliqué intentando no caer mucho en cuestiones ideológicas, pero creo que es imposible entender porque deje de ser trans sin hablar de mi evolución política. Mi crítica al movimiento queer en un principio vino del feminismo radical, tal y como le expresé en la grabación, pero en ningún momento le dije que comulgara actualmente con el radfem.

 

PREGUNTA- ¿Cuál es tu postura política actual y como crees que ha cambiado tu concepción respecto a la cuestión queer?

No soy feminista, yo me considero comunista, creo que el enfoque científico y materialista me ayudó a entender la realidad biológica del sexo y a buscar alternativas a los tratamientos médicos. Actualmente hay mucha presión y desinformación por parte del lobby queer sobre los adolescentes. Sobre todo, el comunismo me permitió emplear una metodología crítica que buscara la verdad en esta y muchas otras cuestiones.

PREGUNTA- ¿Por qué crees que el mundo te ha calificado como feminista radical?

Al margen de errores humanos, creo que puede ser por tener una narrativa en contra del colectivo queer únicamente desde el feminismo radical e invisibilizar otro tipo de oposición política como la que tiene el Frente Obrero.

1 Comentario

1 Comentario

  1. victor

    abril 26, 2022 at 4:52 pm

    Estoy oyendo la entrevista con Amelia en Patente de Corso mientras leo el artículo, he visto a Carmen colaborar en el canal, pero no sabía que escribía x aqui.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar

Internacional

El italiano, director, secretario, representante legal y judicial de inversión Nimbus, responsable, según el informe forense de la Guardia Civil, de un fraude que...

Nacional

Sólo en Cataluña los trabajadores afectados por un ERE han aumentado en casi un 2000% durante los meses de enero y febrero de 2021....

Opinión

Eso sí, un aviso estimado lector: no continúe si espera leer un artículo de buenos y malos, de un “noble” artista reprimido y un...

Nacional

El suceso viene unos días después de la polémica generada entre VOX y el Partido Marxista Leninista (Reconstrucción Comunista), quien colgó una pancarta en...

Copyright © 2020 El Baluarte