Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

El Baluarte

Nacional

La lucha de Alconza continua pese a las dificultades

La huelga indefinida contra la dirección de Alconza-Irizar cumplirá dentro de poco 3 meses. Mientras los responsables no sufren ninguna consecuencia de su nefasta gestión, 25 trabajadores han sido despedidos y otros tantos se han tenido que echar a la calle a defender lo suyo y lo de sus compañeros.

Los trabajadores de Alconza – Irizar llevan en huelga indefinida desde el 28 de febrero, en defensa del empleo y el futuro de la planta. Casi tres meses desde que se abandonaron sus puestos de trabajo, al conocer el ERE que la dirección de la empresa anunció. El 5 de Abril la empresa ejecutó el ERE, despidiendo así a 25 trabajadores de los alrededor de 90 que trabajaban en su planta de Berango, como bien narramos en aquel entonces.

Durante estos meses, han tratado de acercar su caso y su lucha tanto a su municipio como al resto de la sociedad. Uno de los cometidos principales durante todas estas semanas, es el mantenimiento de las familias de los trabajadores, ante las dificultades económicas que la huelga lleva consigo. Entre algunas de las iniciativas para recaudar fondos, está el partido de pelota mano organizado en Berango el próximo viernes, donde contarán con el veterano Mikel Goñi.

Trabajo agitativo de los trabajadores de Alconza

En el día de ayer, los trabajadores realizaron una marcha desde Berango hasta Bilbao, para dar a conocer sus reivindicaciones. Terminaron su ruta ante Sabin Etxea, la todopoderosa sede del PNV y al fin al cabo uno de los símbolos de poder en Euskadi. Al fin y al cabo, tanto PNV como Gobierno Vasco tienen relación con las grandes empresas vascas y sus comités de dirección.

 

También ha habido momentos duros estos meses, sobre todo a pie de piquete informativo, junto a la puerta de la fábrica.  Donde también aparecían fuertes dispositivos de la ertzaintza, supuestamente para proteger a quienes entraban en autobús a trabajar. No obstante, al igual que en otros muchos conflictos en la zona, quienes acaban recibiendo violencia son quienes luchan.

 

Vídeo de los comúnmente llamados “esquiroles” entrando a la fábrica escoltados por agentes de la ertzaintza

 

Irizar, dueña de Alconza desde 2013, no hace más que eludir responsabilidades por los malos resultados económicos de los últimos años. La que hace tiempo fuera una empresa rentable, a pasado a ser un foco de pérdidas, y la dirección lo paga con quienes realmente producen. De hecho, el propio Grupo Irizar ha visto como otra de sus delegaciones, ha convocado huelga igualmente. Se trata de Irizar e-mobility, ubicada en Aduna (Gipuzkoa), cuyos trabajadores reclamaban subidas salariales. Parece que en el día de ayer, se alcanzó un preacuerdo entre empresa y comité, aunque el paro durará hasta plena confirmación y firma del acuerdo.

Partido de apoyo a los trabajadores de Irizar e-mobility

En Alconza, no han tenido esa “suerte” y la empresa por ahora no ha dado su brazo a torcer. Tampoco un grueso de trabajadores que afirman que no pararán hasta la reincorporación de sus compañeros. El día 24 de mayo se realizará previsiblemente el juicio para determinar la legalidad del ERE. Mientras tanto, la unidad de los trabajadores y el apoyo social será la esperanza en su batalla contra Irizar.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Nacional

Sólo en Cataluña los trabajadores afectados por un ERE han aumentado en casi un 2000% durante los meses de enero y febrero de 2021....

Internacional

El italiano, director, secretario, representante legal y judicial de inversión Nimbus, responsable, según el informe forense de la Guardia Civil, de un fraude que...

Nacional

Los militantes del Frente Obrero se encontraban realizando un puesto informativo contra el abandono del barrio cuando los ultras aparecieron para agredirles.

Opinión

Eso sí, un aviso estimado lector: no continúe si espera leer un artículo de buenos y malos, de un “noble” artista reprimido y un...

Copyright © 2020 El Baluarte