Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

El Baluarte

Nacional

La “okupación” contra las alternativas obreras

Cómo la izquierda del sistema convirtió el movimiento por la vivienda en la decadencia del individuo y la clase trabajadora.

viviendas

La visión general de lo que conocemos como ocupación, ha sufrido una gran variación en los últimos años. Desde finales de los años 70, coincidiendo con la paulatina destrucción de las organizaciones revolucionarias que habían plantado cara al fascismo y el fin de la Transición, surge el movimiento okupa. Anarquistas, libertarios, e incluso independentistas. Años de fuerte paro juvenil y el boom de la heroína.

Las primeras casas ocupadas aparecieron en Pamplona y Barcelona, más tarde Bilbao o Madrid. Y, a pesar del endurecimiento del código penal respecto a las ocupaciones, entre 1996 y 1999 se produjeron más de 200 ocupaciones en toda España.

A día de hoy, se habla principalmente de ocupación con vocación de permanencia en un inmueble ajeno sin consentimiento de la propiedad. El problema de acceso a una vivienda digna en España ha generado este fenómeno. La izquierda del sistema ha alentado este movimiento, del que se aprovechan mafias y ciertos movimientos políticos.

La Crisis del Ladrillo y sus consecuencias

La Ley del Suelo de 1998 del PP, concesión sin límite de crédito para compra o el turismo en masa abonaron el terreno para la gran especulación. La crisis capitalista de 2008 arrasaría con todo. Sin trabajo las hipotecas no pueden pagarse, las obras se cancelan: desahucios, fondos buitre, rentistas parasitarios, turismo decadente, etc. El grifo a las constructoras e inmobiliarias vuelve a abrirse en 2013. Crédito sin límite para nuevas obras e inversión, agravando con más saña el problema de la construcción sin planificación alguna.

Los centros sociales, de mano del movimiento okupa, se convierten en microespacios. Se alejan de la realidad del día a día de la clase trabajadora y acaban siendo lugares donde prolifera el ocio a través del alcohol, drogas, conciertos, etc. Se refuerzan subculturas marginales que ahondan aún más en la separación entre los trabajadores.

Frente a esta realidad nacen los proyectos de la Casa Obrera en Mallorca o Esperanza Obrera en Valencia. Proyectos que se desvinculan totalmente de ese llamado movimiento okupa. Se construye una alternativa. Trabajar por y para los trabajadores. Llevar a cabo despensas solidarias y reparto de alimentos. Asesoramiento sindical, de vivienda, confluencia de luchas obreras. Albergue para trabajadores desahuciados, en situación de vulnerabilidad Promoción del deporte y el ocio realmente alternativo, prohibiendo el consumo de todo tipo de drogas, legales o ilegales.


Por otro lado, la izquierda tradicional, nunca han dado respuesta, escudándose muchas veces ante la lentitud e la justicia.
El claro ejemplo, es Pablo Iglesias, cuando aún no estaba en el gobierno, cuando defendía la expropiación: Una vez dentro, la cuestión ha cambiado.

Otro ejemplo es la okupación parasitaria de fiesta y degeneración, como la vista en Barcelona, en plena pandemia:

Ante esto, algunos grupos han optado por una visión de disciplina, sacrificio y constancia. Valores que pertenecen históricamente a la izquierda revolucionaria. Apuestan por la expropiación a los grandes propietarios, que viven de rentas y del trabajo de miles de obreros y que son los causantes del grave problema existente a día de hoy como verdadera solución al problema de la vivienda.

1 Comentario

1 Comentario

  1. Pingback: La Casa Obrera se concentrará ante el juicio de Cajamar. - El Baluarte

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar

Internacional

El italiano, director, secretario, representante legal y judicial de inversión Nimbus, responsable, según el informe forense de la Guardia Civil, de un fraude que...

Opinión

Eso sí, un aviso estimado lector: no continúe si espera leer un artículo de buenos y malos, de un “noble” artista reprimido y un...

Nacional

El suceso viene unos días después de la polémica generada entre VOX y el Partido Marxista Leninista (Reconstrucción Comunista), quien colgó una pancarta en...

Cultura

Stalin tendencia en redes sociales a raiz desfile del PML(RC) por la República. Uno de los adjetivos más recurrentes ha sido el de “genocida”,...

Copyright © 2020 El Baluarte