Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

El Baluarte

Nacional

Los trabajadores de limpieza del litoral de Cartagena reclaman sus puestos

Tras el cese de la concesión a la empresa, el ayuntamiento no ha querido hacerse cargo, dejando a los trabajadores en una situación complicada en la que no tienen ni finiquito ni paro, pero tampoco trabajo.

Ayer  23 de abril se han concentrado en el ayuntamiento de Cartagena, por octavo día consecutivo, los trabajadores de limpieza del litoral. El motivo: perder su trabajo tras más de 13 años trabajando de manera subrogada para el Ayuntamiento de Cartagena.

La última empresa a la que le dieron el contrato para que se encargara de la limpieza del litoral, y con ello los contratos subrogados de los trabajadores, fue FCC. Empresa que terminaba el contrato municipal en 2020, y que a pesar de seguir cobrando del ayuntamiento, ahora no quiere hacerse responsable de nada de lo que ocurra. Enviando a los trabajadores el día 16 de abril una carta diciéndoles que pasaban a ser responsabilidad del Ayuntamiento.

El Gobierno de Cartagena pudo resolver esta situación en diciembre sacando un pliego para el nuevo curso de 2021 que hubiera evitado todo. Pero, aún así, en enero les comunicaron a los trabajadores que todo se iba a solucionar, y que no sólo no peligraba su puesto de peligro, si no que aumentarían la plantilla. Cosa que no sucedió.

El Ayuntamiento declara que el responsable de la situación es la empresa y que no pueden hacer nada. La Vicealcaldesa Noelia Arroyo decía “la obligación de limpiar en todo el término municipal de Cartagena recae sobre Lhicarsa”. Empresa la cual pertenece un 10% al Ayuntamiento y un 90% a FCC.Ha habido intento de negociación entre ambas entidades, pero sin éxito alguno, por lo que las 16 familias siguen sin solución real, varias promesas y viendo como se echan la culpa unos a otros.

En estos momentos, los trabajadores no pueden cobrar nada, no pueden pedir el paro y ni siquiera les han permitido la opción a varios de ellos a poder irse cobrando el finiquito. Debido a encontrarse en esta especie de “limbo legal”. Su principal reivindicación es simplemente trabajar, y recibir su salario. Por ello, seguirán asistiendo al ayuntamiento en busca de soluciones para poder continuar su trabajo vital.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Internacional

El italiano, director, secretario, representante legal y judicial de inversión Nimbus, responsable, según el informe forense de la Guardia Civil, de un fraude que...

Opinión

Eso sí, un aviso estimado lector: no continúe si espera leer un artículo de buenos y malos, de un “noble” artista reprimido y un...

Opinión

Acerca de aquellos adalides de la nueva inquisición, que ocupan a la vez posiciones de verdugo y de víctima.

Nacional

El suceso viene unos días después de la polémica generada entre VOX y el Partido Marxista Leninista (Reconstrucción Comunista), quien colgó una pancarta en...

Copyright © 2020 El Baluarte