Conecta con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

El Baluarte

Opinión

“Yo no sé dividir, pero me da igual porque eso lo hace el teléfono”

El último canto a la ignorancia de Samantha Hudson es, además, una patada en el estómago a todos los profesionales que cada día se dejan el pellejo para sacar adelante promociones de alumnos y proyectos de investigación que enriquecen culturalmente el país.

Samantha Hudson en la entrevista en la Cadena Ser.

Una de las exigencias más recurrentes en materia de educación, junto con las propuestas de asignaturas específicas sobre feminismo o las constantes mutaciones de las asignaturas de Ciudadanía y Ética, es la enseñanza de mecanismos de gestión emocional. Ayer, en una entrevista en la Cadena Ser, Samantha Hudson reivindicó la importancia de que los niños aprendan a gestionar sus emociones, el problema es que acabó vanagloriándose de no saber dividir porque, total, “es algo que hace el teléfono”.

No es incompatible educar a los niños para que sean capaces de gestionar sus emociones y que en el futuro sepan advertir conductas dañinas con aprender Matemáticas o Historia. Plantear la dicotomía es algo absurdo, es sacar la contradicción de donde no la hay.

Aparte de que la educación emocional es algo en lo que se lleva años formando a los docentes —y lo que habría que plantear es si esa formación halla una materialización real—, esta afirmación es una patada en el estómago a los profesionales que año tras año sacan a promociones de alumnos adelante. Si queremos criticar el sistema educativo, igual hay que empezar por los tijeretazos que las sucesivas legislaturas han dado a la educación pública. Igual hay que apuntar a la necesidad de más profesores, de la reducción de las ratios en las aulas, de infraestructuras, de las becas o hablar de la falta de ellas. Igual, sugiero, la alta tasa de depresión y ansiedad en adolescentes no se debe, simplemente, a no saber gestionar sus emociones, sino que el sistema los machaca una y otra vez, con cada vez menos becas y menos oportunidades, con una educación cada vez menos pública y más inaccesible.

Por muy importante que sea la gestión emocional, igual el problema de los adolescentes tiene una raíz material y, mientras se hunden en la mierda, el resto mira a otro lado.

 

Pero no sólo eso, es de una ignorancia supina vanagloriarse de no saber dividir en un país cuyos estudiantes están a la cola en materias como Matemáticas. Es aberrante menospreciar la Historia cuando hoy la gente hace y deshace con ella como le place y la ignora sistemáticamente, aunque hoy se esté dando un genocidio ante nuestros ojos. Con estas afirmaciones no extraña que, mientras los profesionales se pelean por un mísero contrato que vagamente pague el alquiler, haya personajes semejantes haciendo podcasts de Historia, como es el caso de Mario Vaquerizo en Audible. O la presencia de políticos que construyen la Historia a su antojo en favor de su discurso, como habría hecho la diputada de Podemos Isabel Franco, apelando a una falsa e idílica convivencia en el medievo.

Cómo vamos a tener contenidos culturales con calidad y visibilidad y políticos consecuentes y razonables para con la ciencia si la educación y la cultura se tratan con la punta del pie y se dejan a merced del personaje de turno.

 

Las afirmaciones de este personaje son una ofensa a toda la comunidad científica y docente que cada día se levanta y saca adelante proyectos que benefician a la sociedad. Qué se puede esperar de una entrevista a un personaje cuya especialidad es crear un constante bochorno adscrito a lo más bajo de lo trash y cuya labor “transgresora” es suscribirse a una tendencia de los setenta que hace mucho que dejó de ser interesante y que hoy, simplemente, no causa más que vergüenza y el olvido inmediato.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Opinión

Eso sí, un aviso estimado lector: no continúe si espera leer un artículo de buenos y malos, de un “noble” artista reprimido y un...

Cultura

Stalin tendencia en redes sociales a raiz desfile del PML(RC) por la República. Uno de los adjetivos más recurrentes ha sido el de “genocida”,...

Nacional

La crítica tanto hacia las organizaciones de izquierda actuales como al movimiento feminista levantaría cierta tensión por parte de sus adversarios de debate, Antxón...

Internacional

Este mes de junio se celebra el mes del orgullo LGTB. Desde hace ya unos años, esta fecha es un momento de despliegue de...

Copyright © 2020 El Baluarte